Viaje a Viena como mochilero

Viena, la hermosa capital de Austria, te trasladará a un mundo de cuentos de hadas. Imponentes palacios y la magia que sobrevuela sus calles la convierten en un destino que difícilmente defraudará a los turistas, incluso a los más exigentes.

Si has comenzado a planificar tu viaje como mochilero y tienes en mente visitar Viena, ¡no te pierdas este post! Hoy recorremos juntos los principales atractivos de Viena.

Tómate tu tiempo para elegir el albergue juvenil adecuado a tu presupuesto, tus deseos y necesidades. Para ello, evalúa cuáles son tus prioridades y de qué manera podrás ahorrar durante tu viaje de mochilero.  Investiga también cada uno de tus destinos a fin de descubrir las actividades gratuitas de cada ciudad (sí, aunque no lo creas, todas las ciudades cuentan con una oferta gratuita de ocio) y los festivales o fiestas que puedan interesarte en cada lugar.

La ciudad de Sissi, la emperatriz, deslumbra principalmente por sus palacios. Sin duda, no debes dejar de visitarlos… En medio del casco histórico podrás admirar el suntuoso Palacio Real, donde vivía de manera cotidiana la familia imperial y hoy funciona la residencia oficial del Presidente de la República. ¡Te asombrarás con sus colecciones de arte!

Impresionante es la vista del Palacio Schönbrunn, la residencia de verano de los Habsburgo. Su construcción barroca en colores amarillos, contrastando con su verde parque y el azul del cielo, te dejarán sin palabras. Si tienes la suerte de realizar el recorrido por su museo, te sentirás transportado a un mundo de lujo donde destacan las habitaciones de Sissi. Una recomendación: si tienes tiempo, déjate llevar y pasea por el zóologico del palacio. ¡Te encantará!

El tercer palacio que no debes dejar de visitar es el Belvedere, precioso edificio con una amplia fuente frente a él y unos jardínes de ensueño. Pero por supuesto, Viena tiene mucho más para ofrecer a los visitantes que sus palacios. Entre sus iglesias destacan la de San Esteban con su belleza gótica y su torre de 137 metros y Karlskirche, con su bella cúpula redonda.

Bien vale la pena caminar por la calle Ringstrasse donde se encuentran algunos de los símbolos de Viena como la Ópera Nacional, el Parlamento y el Museo de Historia del Arte.

Si viajas con la mente puesta en la película “El Danubio azul” quizás te decepciones un poco al ver que el mítico río no engalana un profundo azul como el de la película. Eso sí, los amplios parques de la ciudad, su emblema en forma de noria y el aura que rodean a Viena te dejarán enamorado de la capital austríaca.

Para quienes cuenten con un amplio presupuesto, puede ser aconsejable pasear en carruaje por Viena. ¡Te sentirás como el emperador!

Estos son tan sólo algunos de los principales lugares de interés de Viena. Consulta nuestra selección de albergues juveniles en Viena cuando tengas que escoger un hostel cómodo y confortable al mejor precio.

Imagen: David Fernández

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.