Cómo elegir la mochila correcta

A la hora de comenzar a planificar tu viaje, es imprescindible que te tomes el tiempo necesario para elegir la mochila correcta de acuerdo con tu estilo de cuerpo, tipo de viaje y estilo personal.

Las mochilas no son todas iguales y las sutiles diferencias pueden ser de vital importancia durante tu aventura. ¡No te pierdas nuestros consejos para escoger la mochila perfecta para ti!

La elección de la mochila no es fácil. Al fin y al cabo, será mucho más que tu equipaje básico de mochilero: será todo lo que tengas contigo durante tu viaje. Sin duda, tu mochila es tu compañera de travesía y como tal, debe ser cómoda y funcional. De nada sirve comprar una mochila enorme y repleta de bolsillos si no se ajusta correctamente a tu espalda y te resulta confortable para caminar con ella durante largas horas.

A la hora de comprar tu mochila debes tener en cuenta una serie de características que pasaremos a enumerar y explicar a continuación:

Escoger la capacidad necesaria

La capacidad de una mochila se mide generalmente en litros y ésta se relaciona directamente con la duración y estación del viaje. Un viaje más largo requerirá una mochila más grande, mientras que un viaje en verano puede precisar menos espacio que uno en pleno invierno.

Siempre debes considerar tus destinos, la época de tu travesía y la cantidad de días o meses antes de comprar tu mochila. Por lo general, se recomienda una mochila de al menos 80 litros para viajes de más de una semana. ¿Por qué? Sencillo: así contarás con el espacio necesario para llevar ropa y accesorios que te serán de utilidad. Si tienes experiencia viajando como mochilero, quizás puedas prescindir de espacio y optar por una mochila más pequeña, por supuesto resignando ciertas comodidades.

Una mochila para cada cuerpo

No cualquier mochila se ajustará a tu cuerpo creando una sensación confortable para ti. Debes considerar el tamaño de tu torso (no tu altura) a la hora de elegir la mochila. Así que no lo dudes, pide ayuda a un amigo y mide tu torso, considerando desde la vértebra C7 (aquella que sobresale en el cuello) hasta tus caderas. Una vez que tengas esa medida, puedes empezar a escoger. Consulta con el vendedor para que te aconseje sobre el tamaño adecuado para ti: muy pequeño, pequeño, mediano o grande.

Ten en cuenta que algunas mochilas ofrecen la posibilidad de modificar los tirantes para adecuar la mochila a tu torso. Además, debes tener en consideración las correas que deberás ajustar a tu pecho y caderas. No lo dudes, pruébate la mochila y camina con ella por la tienda antes de elegir.

En el caso de las mujeres mochileras, existen mochilas exclusivamente diseñadas para ellas con dimensiones acordes a sus torsos y curvas.

Consideraciones de correas y soportes

Las correas de la mochila deben ser confortables, es decir que deben poder ajustarse y deben ser acolchadas para evitar lesiones. Además, el 80% del peso del equipaje debe descansar sobre las caderas, motivo que convierte a los puntos de ajuste en sumamente importantes. ¡Fíjate que la mochila se ajuste correctamente a tu cuerpo!

Si te preguntas para qué sirve la correa de tu pecho que une las correas de tus hombros, la respuesta es muy sencilla: ayuda a mantener el equilibrio, así que préstale atención. Otra característica que debes observar al momento de la compra es que la mochila forme un ángulo de 45º con las correas de los hombros. Si el ángulo es mayor a 60º o menor de 30º, significa que esa mochila no se ajusta perfectamente a tu cuerpo, así que ¡sigue buscando!

Una vez elegida la mochila ideal para ti, llega la hora de contratar el seguro de viaje y comenzar a elegir los albergues juveniles que te darán seguridad y confort a lo largo de tu viaje

Vía: Rei

Imagen: midnightglory

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.