6 razones por las que alojarse en un albergue (y no en un hotel)

Cuando estamos planeando un viaje con amigos y nos ponemos a la búsqueda de alojamiento, siempre se nos plantea la duda de qué tipo de alojamiento elegir: ¿Hotel o albergue?. Por mucho que nosotros estemos convencidos de las bondades de los albergues, siempre habrá alguien de nuestro grupo que tenga dudas… ¿Tengo que compartir la habitación con un puñado de desconocidos? ¿No será peligroso dejar nuestras pertenencias en un albergue? ¿Seguro que está limpio?. Éstas serán algunas de las preguntas que escucharemos, y normalmente por parte de gente que nunca se ha alojado en un albergue.

Bien, si tienes que convencer a alguien de las ventajas de alojarse en un albergue y no en un hotel, lee estas 6 razones que nos da Paul Dow, editor de TravMonkey y experimentado mochilero:

Relación calidad/precio

Ya estés dando una vuelta alrededor del mundo, un viaje por Europa en Interrail o simplemente un break de fin de semana con amigos, lo más probable es que no puedas permitirte el pagar un hotel en cada sitio que visitas. Los albergues juveniles ofrecen una excelente relación calidad/precio, así reduces el gasto en alojamiento para utilizarlo en otras cosas, y además disfrutas del resto de ventajas de alojarte en un albergue.

Variedad de opciones

No es cierto que el alojarse en un albergue signifique el tener que compartir habitación con un montón de desconocidos. La mayoría de albergues disponen de distintas opciones, para distintos presupuestos, y se puede disponer de habitaciones individuales o dobles pagando simplemente un poquito más. Así, disponemos de más intimidad, pero no nos perdemos nada de la diversión.

Flexibilidad

Si estamos haciendo un viaje con nuestra mochila a cuestas, muchas veces cambiamos de idea en pleno viaje. Quizás has hecho nuevos amigos y decides acompañarlos a un sitio que no habías previsto, o te recomiendad una ciudad que no entraba en tus planes. Los albergues suelen ser bastante flexibles, y normalmente es posible encontrar alguna cama disponible.

En cualquier caso, es siempre aconsejable cuando sea posible el reservar el albergue con antelación. Así si llegas por la noche o después de un largo viaje, no tienes que ponerte a patearte la ciudad buscando un lugar donde dormir.

Un toque personal

Normalmente los recepcionistas de los albergues suelen ser gente apasionada por los viajes, y la mayoría de las veces, experimentados mochileros. Además, suelen conocer su propia ciudad mejor que nadie, y no dudarán en darte los mejores consejos sobre dónde comer a buen precio o qué zonas son las mejores para salir.

Viajes y excursiones

Además, los albergues suelen organizar viajes y excursiones, o disponer de información si estás interesado en ellas. Así te será más comodo el encontrar estas actividades, y te servirá para conocer nueva gente.

Socializar

Probablemente la mayor ventaja de alojarse en un albergue es la facilidad con la que puedes conocer gente nueva. En un hotel, raramente tendrás la oportunidad de relacionarte con otra gente, pero en un albergue es casi imposible de evitar. Las zonas comunes como la cocina o zonas de relax, son lugares excelentes para charlar con otros viajeros, y si viajas solo, una gran oportunidad para conocer nuevos compañeros de viaje que también viajan solos.

¿Y tú? ¿Cuáles son las razones para elegir alojarte en un albergue y no en un hotel? ¿Conoces otras razones? ¡No dudes en compartirlas con nosotros en los comentarios!

Imágenes: Yukino Miyazawa
Más información: Why stay in a hostel, not a hotel

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.